Enrique de Vicente

Jesús no inventó este fraude

Es una vergüenza comprobar en qué se ha convertido la Iglesia, como una imagen más de estos tiempos...