Se encuentra usted aquí

Implantes de chips en 10 pasos

Viernes, Junio 16, 2017 - 08:45
Seguro que a los aficionados a las conspiraciones les resultan familiares las siglas RFID, alusivas al supuesto chip subcutáneo que una oscura élite quiere implantar masivamente en humanos, al objeto de controlarnos como a borregos. Pero, ¿qué hay de cierto en esta inquietante elucubración?
Mighuel Ángel Ruiz
1

Paso 1: Diseño eficaz.

En la década de los 40, surgieron los primeros desarrollos de una tecnología que desembocaría en lo que hoy se conoce como RFID (Identificación por Radio Frecuencia). Generalmente, se trata de pequeños dispositivos que se incorporan a un producto, animal o persona, siendo su misión la de transmitir a distancia un número que identifique la etiqueta para propósitos de control, localización o gestión. Es, básicamente, una etiqueta identificativa por medios informáticos.

En los últimos años, esta tecnología ha experimentado un enorme desarrollo, incorporándose prácticamente a cualquier cosa imaginable: etiquetas antirrobo en los supermercados, control logístico de las mercancías, pago automático en los peajes…

Hasta que alguien pensó que lo de las «cosas» ya estaba superado y se planteó ir un poco más allá: ¿Por qué no implantarlos también en seres vivos?, debió preguntarse.