Se encuentra usted aquí

Los implantes del Pentágono

Lunes 28 de Mayo, 2018
La teoría de la conspiración siempre ha especulado con la idea de que diferentes instituciones y gobiernos se esfuerzan en manipularnos y controlarnos. Presentamos el caso de Dave, un hombre que llevaba una vida normal hasta que misteriosamente empezó a escuchar voces extraterrestres.

Dave Bader es uno de los testimonios más sobrecogedores de que el Pentágono u otras agencias se dedican a una manipulación sistemática del ser humano a base de implantar chips y otros mecanismos en personas. Este estadounidense comenzó, de repente, a escuchar voces en el interior de su cerebro.

Después de algunos meses, se identificaron como entidades de origen extraterrestre, pero el sano escepticismo de Bader hizo que se revelara contra esa situación, por lo que comenzó a oír palabras sin sentido y ruidos estridentes, a la vez que perdía el control de sus pensamientos y voluntad.

A principios de 1994 se hizo unas radiografías de su cabeza y, para su sorpresa y la de los médicos, descubrió que tenía alojado un pequeño objeto de apariencia metálica en la parte interna de su mandíbula, justo donde un dentista de la empresa para la que trabajaba le había extraído unas piezas dentales en enero de 1993, cuando empezó a escuchar las extrañas voces.

Si Bader hubiese aceptado, sin más, que estaba en comunicación con seres de otros mundos, quizá se convirtiese en un contactado más o en el líder de una secta.

¿Cuántos contactados o abducidos, nos preguntamos, no estarán siendo controlados o manipulados a través de implantes cerebrales de origen terrestre?

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario