Se encuentra usted aquí

MARTE: PIRÁMIDES Y CIUDADES ABANDONADAS

Jueves 19 de Septiembre, 2013
Vicente Fuentes

Antiguos empleados de la NASA llevan años embarcados en una apasionante investigación: el análisis de un puñado de imágenes obtenidas por diversas sondas espaciales, que mostrarían la presencia de construcciones artificiales sobre la superficie marciana. Cúpulas, estructuras piramidales, ruinas semienterradas o muros rectilíneos constituyen tan solo algunas de las anomalías fotografiadas por las naves de la agencia espacial estadounidense en Marte.
Cuando trabajaba para la NASA como asesor científico, Richard Hoagland coincidió con el Dr. Michael Malin, el desarrollador y principal responsable de la Mars Orbiter Camera, un dispositivo que viajaba a bordo de la misión Mars Global Surveyor, para tomar cientos de miles de fotografías en alta resolución de la superficie del planeta rojo.

El Dr. Malin también es el creador de la Mars Color Imager, el impresionante dispositivo de la misión Mars Reconnaissance Orbiter (MRO), capaz de obtener imágenes de Marte en cinco espectros de luz visibles al ojo humano y dos ultravioletas, y que a día de hoy aún sobrevuela dicho planeta fotografiando sin cesar su superficie durante las horas de mayor luminosidad, con el objetivo de realizar un mapa de altísima resolución. Junto al Mars Color Imager se acoplaba una cámara llamada HiRISE, dotada con una espectacular tecnología de alta definición, adaptada a las condiciones del espacio exterior.

Pues bien, HiRISE realizó una fotografía el 24 de marzo de 2006 que dejó fascinados a Hoagland y a Malin. La instantánea, tomada a 34ºS y 305ºE de la superficie marciana, abarcaba un terreno de 49,72 x18,82 Km –cada pixel de la imagen equivale a 2,43 metros– y mostraba multitud de zonas en las que se ven diferentes cúmulos que parecen ruinas.

También podemos contemplar formas rectilíneas, alineamientos matemáticos ortogonales y, lo que es más misterioso de todo, ruinas de construcciones artificiales dentro de cráteres. Veamos las cuatro áreas geográficas más importantes de esta misteriosa fotografía.

ZONA 1: INTERIOR DEL CRÁTER CENTRAL
Si se observa detenidamente el interior de dicho cráter, podemos observar diferentes surcos y senderos aparentemente rectilíneos. Todo parece cubierto por una gran capa de arena que se habría depositado allí durante miles y miles de años. ¿Pero cómo podemos estar seguros de que esto que vemos son realmente ruinas? Quizás, si tuviésemos algún tipo de referencia similar en la Tierra, podríamos entender mejor qué se ha fotografiado verdaderamente en Marte. Por suerte, hay una región en Irán en donde destacan unas ruinas de varias ciudades abandonadas hace 800 años, que tienen una disposición similar a los supuestos vestigios marcianos, pero sin la acción de miles de años de erosión.

De este modo, si comparamos las imágenes de las ruinas del cráter de Marte con otras del palacio de Sasanian, tomadas sobre suelo Iraní en 1936, podemos llegar a fascinantes conclusiones, puesto que es tanto el parecido, que muy probablemente podamos deducir que en el cráter marciano hay antiguas construcciones, quizá una especie de complejo subterráneo abandonado, como defienden algunos investigadores… (Continúa en AÑO/CERO 279).
Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario