Se encuentra usted aquí

¿Mensajes secretos en Google?

Sábado 26 de Enero, 2019
Una nueva práctica viral está descubriendo mensajes ocultos en Google, algunos de ellos tan delirantes como que hablan de Jesús y de la proximidad del Juicio Final. Juan José Sánchez-Oro.

Durante siglos existió una práctica adivinatoria denominada bibliomancia. La manera de proceder era bien sencilla. El interesado formulaba una pregunta sobre su futuro en voz alta y, a continuación, abría al azar un libro.

Luego, pasaba a leer la primera línea de una de las páginas y consideraba que ese fragmento ofrecía la respuesta a su inquietud. En otras ocasiones, el libro se dejaba abierto por su mitad frente a una ventana u otro lugar a la intemperie para que fueran las ráfagas de viento las que pasaran las páginas y señalaran la respuesta.

Durante cada época, los textos preferidos para efectuar esta adivinación automática fueron aquéllos más célebres y rodeados de cierta sacralidad o inspiración sublime. Por ejemplo, la Biblia. El propio Agustín de Hipona (354-430) confesó haber utilizado dicha técnica profética en alguna ocasión.

Cuando todavía no había libros y sí rollos de papiro como en la antigüedad grecorromana, se practicó la homeromancia, haciendo vaticinios a través de los versos de la Iliada. Se trataba de numerar las líneas y seleccionar un número al azar para la contestación.

Hoy día nuestro gran oráculo es Google, a él acudimos en busca de toda clase de respuestas y para saciar nuestras dudas. Es un instrumento cercano y poderoso que casi forma parte de nosotros mismos. Por tanto, no resulta nada extraño que en torno a él surjan leyendas urbanas y la creencia de que atesora mensajes ocultos, únicamente accesibles para quienes saben leerlos o conocen las claves para mostrarlos.

Siguiendo esa línea de pensamiento, se ha puesto de moda en Internet la práctica de sonsacar a Google presuntos mensajes ocultos, principalmente, haciendo uso de su traductor.

HAWAIANO: Algunos usuarios descubrieron que al escribir la palabra “dog” –“perro” en inglés– una veintena de veces seguida y escoger la traducción del hawaiano al inglés, el resultado obtenido parecía de lo más inquietante:

“El Reloj del Juicio Final está a tres minutos de las doce. Estamos experimentando personajes y un desarrollo dramático en el mundo, lo que indica que nos estamos acercando cada vez más a los tiempos finales y el regreso de Jesús”.

Igualmente, al escribir cinco veces seguidas “ummo” y traducir el texto del hawaiano al español, obtenemos “para los hijos de Israel”, lo que hace las delicias de los teóricos de la conspiración exopolítica y antisionista.

En esa misma óptica conspiranoica, la cadena “nw onwonwonwonwonwonwonwonwonwonwonwonwon wonwonwonwo”, en alusión al Nuevo Orden Mundial, devuelve del hawaiano al español la frase “han sido completamente seleccionados”.

RUMANO: La conversión del rumano al español también arroja contenidos también muy sugerentes para algunos usuarios. Las sílaba “pe” en diferentes combinaciones y repeticiones muestra referencias a la nación de Israel, el judaísmo y el cristianismo. Recordemos que la rana Pepe es un meme con connotaciones mágicas y muy ligado a la extrema derecha norteamericana. Por eso, las sílabas que forman su nombre no resultan banales.

LA EXPLICACIÓN: Se puede seguir jugando a captación de mensajes esotéricos haciendo uso de otros idiomas cuanto más exóticos mejor. Pero los expertos explican que no existe ningún poder en la sombra transmitiendo consignas.

Simplemente, se trata del algoritmo de Google y las limitaciones de los materiales internos de base que usa en la traducción. Así, Sean Colbath, de BBN Technologies, comprobó que los idiomas que acumulan las respuestas más enigmáticas son el somalí, hawaiano y maorí.

Justo aquellos lenguajes que disponen de menos fuentes traducidas en otros idiomas como el inglés o el español. Entre esas pocas fuentes disponibles a las que Google puede acudir para traducir automáticamente está la Biblia, de la que hay versiones en prácticamente todos los idiomas del planeta.

Esas versiones del Antiguo y Nuevo Testamento habrían sido utilizadas para el adiestramiento del algoritmo y, por tal motivo, podría darse una cierta tendencia a devolver respuestas con sesgo bíblico en las consultas más extremas y fuera de contexto.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario