Se encuentra usted aquí

DELIRIOS APOCALÍPTICOS

Lunes 16 de Julio, 2012
Enrique de Vicente

2012 pasará a la historia como un año más… Salvo por hallazgos extraordinarios, como el del bosón de Higgs, el retroceso de 20.000 años en los inicios del arte impuesto por nuevas dataciones de pinturas rupestres, o el descubrimiento de que nuestra galaxia está repleta de planetas que pueden albergar vida. Pero eso es ciencia y el resto charlatanería… Expertos y autoridades reconocen que este ciclo de actividad solar muy intensa podría poner en peligro nuestra civilización. Pero eso –por supuesto– nada tiene que ver con los mayas, con los continuos trastornos climáticos, ni con la reciente declaración de prestigiosos científicos internacionales según los cuales la Tierra se aproxima a un colapso inminente e irreversible si no se toman ya medidas drásticas. Como tampoco lo tiene la crisis económica, aunque amenace con consecuencias sin precedentes en este mundo globalizado.

En la era del terrorismo, es lógico que Londres se esté fortificando militarmente de forma extraordinaria e instalando sistemas de misiles aéreos, aunque un periodista infiltrado haya descubierto la fragilidad de las medidas de seguridad terrestres. Y si el ex-asesor gubernamental Nick Pope afirma que un evento masivo como los Juegos Olímpicos sería una oportunidad excepcional para una manifestación OVNI, seguro que sólo lo hace para promocionar sus libros ufológicos. Por supuesto, nada tiene que ver esto con un supuesto proyecto que pretendería hacernos creer en un enemigo extraterrestre, frente al cual nos uniríamos en un nuevo orden mundial. Que hayan planteado algo similar el falso Informe de Iron Mountain hace 40 años, Reagan y Gorbachov hace 25 o un premio Nobel de economía hace tres, es mera casualidad; como lo es que la prestigiosa revista Foreign Policy acabe de publicar un artículo sobre esa amenaza ET, detallando cómo combatirla. Aunque el ministro de defensa iraní parece contagiado de la interpretación conspiranoica, pues ha declarado que «ni siquiera un OVNI representaría para ellos una amenaza». Al tiempo que su líder supremo pedía a los iraníes que se preparen para una guerra planetaria y el fin de los tiempos, que dará paso a una era islámica mundial inaugurada por el mesías Mahdi, en cuyo próximo advenimiento creen fervientemente el presidente Ahmadineyad y millones de chiíes… Pero ¡aquí no pasa (casi) nada! Y quien diga lo contrario es un charlatán o un loco delirante.
Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario