Se encuentra usted aquí

Una especie repugnante

Martes 24 de Enero, 2017

“Yo no bebo agua, los peces fornican en ella”. Seguramente el actor W.C. Fields, hoy día, también se pensaría mucho esa manía casi, casi perentoria que tenemos los seres humanos por comer. Porque cada vez lo hacemos peor. Los alimentos se han convertido en productos de marketing que entran antes por los ojos que por la boca. Y para eso son necesarias carísimas campañas de publicidad y empresas que sin escrúpulos buscan antes lo estético, después el gusto y finalmente lo saludable. Por eso no es extraño que hoy día las principales empresas de alimentación estén, por ejemplo, en manos de grandes emporios tabacaleros, que han aplicado las mismas fórmulas de captación de nuevos clientes que llevan años utilizando para la venta de tabaco, pero ahora en la alimentación. El objetivo es claro: que dichos clientes se enganchen lo antes posible, muy jóvenes, porque de esta forma lograrán desarrollar las adicciones necesarias para permanecer «cautivos» de por vida.

Quizás lo que hace falta es más pedagogía; saber qué comemos; diferenciar que no es lo mismo una manzana que madura a los pocos días de ser cogida, de otra que tarda semanas en estropearse; tener claro que hay una diferencia enorme entre un alimento que ha sido procesado, de otro que no, porque los primeros literalmente se fabrican equilibrando los nutrimentos con los ingredientes; estar despierto porque la empresa alimentaria utiliza fórmulas para vendernos lo que no es como si lo fuera, apelando a que siempre hay que leer la letra pequeña… Quizás deberíamos de preguntarnos cuál es el motivo de que al común de los mortales les apetezca más, llegado el momento, comerse una hamburguesa que esa misma manzana a la que me refería líneas atrás. La explicación la encontramos en que la manzana no ha sido procesada y la hamburguesa lleva tal cantidad de aditivos que puede llegar a producirnos adicción. Llegados a este punto lo que es evidente es que somos una especie repugnante, capaz de cualquier cosa con tal de obtener beneficios. Incluso a costa de algo con lo que nunca se juega: la salud…

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario