Se encuentra usted aquí

CONSCIENCIA MÁS ALLÁ DE LA VIDA

Martes 22 de Mayo, 2012
Pim Van Lommel

El reputado cardiólogo holandés Pim van Lommel es, con toda probabilidad, la personalidad científica que más y mejor ha analizado de forma sistematizada las «experiencias cercanas a la muerte» (ECM). En 2001, después de más de veinte años estudiando este apasionante fenómeno, publicó una síntesis de sus investigaciones en la prestigiosa revista médica The Lancet, detallado informe que causó un auténtico revuelo internacional. Ahora, Van Lommel regresa a la actualidad gracias a Consciencia más allá de la vida (Ediciones Atalanta), fascinante libro que aborda este misterio biológico y del cual les ofrecemos la siguiente y breve aproximación.

Al investigar la experiencia cercana a la muerte, tuve que plantearme una serie de cuestiones fundamentales para mí. Una ECM es un estado especial de conciencia que se produce durante un lapso, inminente o real, de muerte física, psicológica o emocional. ¿Cómo y por qué ocurre una ECM? ¿Cómo sobreviene el contenido de una ECM? ¿Por qué una ECM trae consigo unos cambios tan profundos en la vida de una persona? Me resultaba imposible aceptar algunas de las respuestas a estas preguntas, porque parecían incompletas, incorrectas o sin fundamento alguno. Me había criado en un ambiente académico en el que se me había enseñado que hay una explicación reduccionista y materialista para todo. Y hasta aquel momento yo siempre había aceptado esta premisa como algo fuera de cualquier discusión.

Tras sumergirme en los aspectos personales, psicológicos, sociales y científicos de la experiencia cercana a la muerte, me topé con que otras preguntas también adquirían importancia para mí: ¿quién soy?, ¿por qué estoy aquí?, ¿cuál es el origen de mi vida?, ¿cuándo y cómo finalizará? Y ¿qué significa la muerte para mí?, ¿continuará mi vida más allá de la muerte? En todos los tiempos y culturas, así como durante cada una de las etapas vitales –entre ellas el nacimiento de un hijo o un nieto, o las confrontaciones con la muerte, así como otras graves crisis existenciales–, estas incógnitas son recurrentes. Puede que usted mismo se haya hecho estas preguntas alguna vez. Sin embargo, raramente obtendremos respuestas satisfactorias. Suceda lo que suceda en nuestra vida –tengamos éxito o fracasemos, no importa cuánta fama, poder o riqueza alcancemos–, la muerte es ineludible. Todo aquello de lo que consigamos hacer acopio a nuestro alrededor perecerá en un futuro no demasiado distante. El nacimiento y la muerte son una realidad durante todos y cada uno de los segundos de nuestra vida, puesto que nuestro cuerpo experimenta un proceso constante de muerte y renovación.

Algunos científicos no creen en las preguntas sin respuesta, pero, por el contrario, sí creen en preguntas formuladas de forma errónea. En 2005 la revista Science publicó un número especial de aniversario en el que se incluían 125 preguntas a las que los científicos han fracasado en responder hasta el momento. A la más importante pregunta sin respuesta (¿de qué está hecho el universo?) le iba a la zaga: ¿cuál es la base biológica de la conciencia? Me gustaría reformular esta segunda pregunta de la siguiente manera: ¿tiene realmente la conciencia una base biológica? También deberíamos diferenciar entre los aspectos temporales y atemporales de nuestra conciencia… (Continúa en AÑO/CERO 262).
Otros artículos de:

Comentarios

creo con certeza que la vida no acaba cuando el cuerpo
fisico deja de funsionar.

lo que anima el cuerpo fisico es el espiritu. que es
en realidad la energia universal.

Claro que existe otra forma de vida despues dela muerte y es tan buena que nadie ha vuelto de por alla ni para contar

Añadir nuevo comentario