Se encuentra usted aquí

PADRE JUAN, EL NUEVO PROFETA CÁTARO

Lunes 21 de Marzo, 2011
Koldo Aldai

Su espíritu de amor a la libertad parece estar más vivo que nunca. Conforman una hermandad divina, un movimiento llamado a reactivar el renacimiento espiritual de España y, por qué no soñarlo, de la humanidad entera. Se consideran fuente pura y original, heredera de los mártires cátaros de todos los tiempos. A la luz del día «los hombres puros» del medievo habrían sido derrotados, pero internamente se sentirían triunfantes. He aquí sus pruebas, subrayadas por las esperanzadoras palabras de su líder, el Padre Juan, a quien hemos entrevistado en su «refugio terrenal» de la Costa Brava.
Más allá del bombardeo de tanta novela oportunista, el Grial verdadero, la copa del puro amor, parece querer volver a manos de quienes lo buscan con sinceridad. Inspirados por el espíritu del laurel verde cátaro y liderados por el Padre Juan (Moscú 1946), heredero del legado de los «hombres perfectos», una importante comunidad cátara, en su mayoría de origen ruso, se ha instalado en España, más concretamente la Costa Brava gerundense.

El líder de este amplio movimiento neocátaro, también conocido como Juan de Grial, y varios de sus más cercanos colaboradores, han bajado de la fría Rusia y aposentado a orillas del Mediterráneo, en el valle de l’Alt Empordà. La cercanía del castillo, que ellos definen como cátaro de San Salvador, con toda su importancia esotérica y telúrica, tiene mucho que ver con su asentamiento allí.

El profeta ruso, al que sus seguidores denominan el «ungido del puro amor», ha debido vivir los sinsabores de la persecución. La presencia de Juan de Grial y su amplio movimiento en la Rusia del inflexible Putin, resultaba cada vez más complicada, dado su firme compromiso con las libertades individuales. Allí le han tratado de envenenar tres veces. ¿Sería porque en la propia Duma de Moscú le espetó al mismo Putin que él era capaz de encumbrarle o de destronarle? Por de pronto, no puede volver a pisar su país natal. Amigo de Gari Kaspárov y de la periodista de la verdad y valiente heroína asesinada Anna Politkóvskaya, es conocido en los ambientes liberales como el Padre espiritual de la nueva Rusia. Según él mismo, la nueva generación de luchadores por las libertades en Rusia ancla su accionar en profundas convicciones espirituales. El arraigo en valores superiores de ese combate legítimo le liga a ellos… (Continúa en AÑO/CERO 248).

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario