Se encuentra usted aquí

CONTACTOS CON LOS SERES DEL MUNDO CUÁNTICO

Viernes 23 de Marzo, 2012
AÑO/CERO

Adriano Forgione

Cuatro científicos de renombre internacional han iniciado una asombrosa investigación sobre las experiencias chamánicas en relación con otros reinos de la existencia, incluyendo sus contactos con los que podríamos denominar como «seres de la matriz». El autor de este reportaje ha entrevistado a dos de ellos, para entender cómo aborda la ciencia un estudio que combina el chamanismo, la física cuántica, la mente humana y la conciencia colectiva. ¿Puede generar todo ello un nuevo paradigma? ¿Acaso chamanes y místicos de todas las épocas percibieron otras dimensiones que sólo ahora hemos empezado a vislumbrar?
Nuestro universo es complejo, hermoso y está lleno de sorpresas. Ojos artificiales exploran sus confines con el fin de arrancarles sus secretos y entender su génesis. Sin embargo, resulta cada vez más evidente que en la historia de los mitos de las grandes civilizaciones de todos los tiempos y en las cosmogonías más antiguas, incluidas las tribales y chamánicas, estos secretos ya se conocían y transmitían, mediante metáforas y símbolos, en un lenguaje críptico que sólo ahora estamos empezando a descifrar: los secretos del cosmos parecen estar ocultos en lo más profundo de la mente y el alma humanas.

Se trata de una ley que sigue siendo válida para decenas de miles de personas en el ámbito de las tradiciones chamánicas, y sigue siéndolo porque el Hombre y el Cosmos, como la tradición nos enseña, constituyen una entidad única e indivisible. La física cuántica ha introducido una nueva visión que puede aplicarse al chamanismo para comprender nuestra realidad, visible e invisible. Baste decir que alrededor del 90% de la masa del universo es invisible y que, según las nuevas teorías, la materia y la energía oscuras se encuentran en seis, once o más dimensiones de universos o espacios paralelos. Físicos como Michio Kaku nos dicen que estos podrían esconderse en las dimensiones superiores de la existencia y, para poner a prueba tales teorías, se están realizando una serie de experimentos. La pregunta ahora es la siguiente: ¿Es posible que los chamanes y los místicos hayan sido capaces de percibir estas dimensiones extra? Si así fuera, las entidades con las que los chamanes están en contacto, se las denomine «espíritus», «antepasados» o «maestros», o bien «ángeles», «mensajeros» o «genios», ¿serían proyecciones de una conciencia colectiva que habita en estos ámbitos extra-dimensionales?
Es un hecho que los chamanes y místicos regresan de sus viajes a estas dimensiones con profundas enseñanzas y verdaderos conocimientos, que ponen a disposición de ellos mismos y de los demás. Los grandes libros de la sabiduría como la Biblia, el Corán y los Vedas, por citar sólo algunos de los más conocidos, son el resultado de contactos y aportaciones similares a los de la profunda experiencia místico-chamánica… (Continúa en AÑO/CERO 260).
Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario