Se encuentra usted aquí

¿Existe la clarividencia?

Jueves 04 de Enero, 2018
Al hablar de clarividencia nos referimos a la adivinación y todas sus formas posibles en el amplio espectro que constituye la fabulosa y sorprendente mente humana: precognición, videncia… y lo que a ellas está íntimamente relacionado, el asunto del destino y de la libertad de elección.

¿Cuántas veces ha querido el ser humano conocer su futuro? ¿Es acaso posible o se trata tan sólo de un mito colectivo del que todos participamos de algún modo? Este terreno puede resultar de lo más pantanoso, por eso vamos a intentar demostrar, no la existencia de la precognición como tal, sino una forma de ellas, la intuición. Lo haremos a través de un ejemplo.

Sudeste asiático, 26 de diciembre de 2004. El maremoto más violento que se recuerda arrasó incompasivo el litoral de siete países. La gigantesca ola se llevó por delante a 160.000 vidas humanas. Este horrible fenómeno suscitó numerosas incógnitas.

La primera fueron los animales que huyeron despavoridos antes de que se sucediera tal catástrofe. Se alertó de un gran nerviosismo por parte de los elefantes que paseaban a los turistas en las playas; al cabo de una hora, éstos huían hacia una colina con turistas sobre sus lomos. En una importante reserva natural de Sri Lanka, después del maremoto apenas se encontraron cadáveres de animales mientras aparecían muertas dos centenas de personas. Los flamencos de la zona hindú afectada por el maremoto echaron a volar desde sus marismas habituales hacia terrenos elevados. Por no hablar de los numerosos perros o animales domésticos que aullaron antes de irse corriendo a zonas altas de terreno.

La segunda fueron las personas que también lo presintieron, algunas de modos muy precisos. Hannah Skoles desde joven soñaba con un gran maremoto de forma recurrente. Cuando se instaló junto a su marido en una playa del sur de la India, convenció a su esposo de que construyera la casa sobre unos pilares de 5 metros que resultarían clave para salvarlos de la gran ola. Concha Martínez se encontraba en Tailandia de vacaciones y el día anterior al terremoto le dijo a su marido que sucedería algo muy peligroso, presa de una sensación extraña de pánico que la embargó pero que les permitió estar en otro lugar. Muchas personas en otros puntos del mundo, como España, soñaron con algo de antelación con una ola gigantesca o con inundaciones.

Estas dos incógnitas plantean muchas otras. Quizá son un ejemplo de lo que podríamos llamar precognición, una forma de percepción extrasensorial o sexto sentido.

Esta intuición tan clara es una forma de predecir el futuro…  ¿o no?

Otros artículos de:

Comentarios

Tambien en ciencia la intuicion o los suenos dan la clave de complejos problemas que exigen el asi llamado pensamiento divergente, tema interesante a considerar, pensamiento divergente...

Añadir nuevo comentario