Así es Zealandia, el octavo continente | Año cero :: Akasico

Se encuentra usted aquí

Así es Zealandia, el octavo continente

Lunes 16 de Octubre, 2017
Tiene el tamaño de la India y desapareció en las profundidades del océano Pacífico hace más de 60 millones de años.

EL GOBIERNO de Nueva Zelanda acaba de poner en marcha un ambicioso proyecto científico cuyo objetivo es saber más sobre Zealandia, el continente perdido que se hundió en el oceáno Pacífico tras separarse de la actual Australia hace alrededor de 60 millones años.

A principios de 2017, un equipo de investigadores de la División de Ciencias Oceánicas de la Fundación Nacional de Ciencias norteamericana lanzaron la idea de que los siete continentes conocidos tenían un "hermano" perdido hace unos 100 millones de años. Lo batuzaron como Zelandia y adelantaron que se trataba de una estrecha franja de tierra que abarca Nueva Zelanda y que muy probablemente se encontraba frente a la costa este de Australia, a unos 1.000 metros de profundidad bajo la superficie del océano Pacífico.

Zealandia ocupó una superficie similar a la de la India, y las evidencias muestran que quedó sumergida un 94% de su extensión.  Australia, Antártida y Zelandia habrían formado entonces parte de este mega-continente hundido hace 80 millones de años remodelando radicalmente el paisaje.

Bautizado como Expedición 371, el proyecto científico embarcó a 30 investigadores a bordo del buque Joides resolution con el propósito de obtener pistas acerca de cómo funcionan los procesos de subducción –el hundimiendo de placas oceánicas– y las repercusiones sobre el clima que pudo tener aquel acontecimiento.

“Se estudiaron más de 8.000 especímenes, y se identificaron varios cientos de especies fósiles -asegura Gerar Dickens, de la Universidad Rice en Texas y codirector científico de la expedición-. El descubrimiento de depósitos microscópicos de organismos que vivieron en aguas cálidas y poco profundas, y de esporas y polen de plantas terrestres, revelan que la geografía y el clima de Zelandia fueron dramáticamente diferentes en el pasado".

Los hallazgos podrían ayudarnos a saber cómo las plantas y los animales se dispersaron a través del Pacífico Sur.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario