Se encuentra usted aquí

LA CATEDRAL ESOTÉRICA DE COMPOSTELA

Miércoles 25 de Agosto, 2010
Carlos G. Fernández

Centenares de miles de personas visitarán este Año Jacobeo la catedral de Santiago para rendir culto al Santo Apóstol. Sin embargo, pocos saben que el imponente templo oculta una serie de fascinantes claves esotéricas y que muchos de los rituales que los peregrinos llevan a cabo en su interior poco tienen de cristianos y mucho de paganos…
Es Año Santo y los peregrinos entran a la catedral de Santiago de Compostela por la Puerta Santa o del Perdón. Así lo harán hasta el 31 de diciembre de 2010, fecha en que este acceso a la basílica volverá a ser tapiado, para no abrirse nuevamente hasta un próximo año, cuando el 25 de julio coincida en domingo. Es un rito que se repite cada Año Santo desde hace siglos: durante los primeros minutos del 1 de enero, tras golpear tres veces la puerta, sellada a cal y canto, las autoridades eclesiásticas y locales entran en el templo para que quede inaugurado el Jubileo. La mampostería que cierra esta entrada se derriba a martillazos, y las piedras que caen adquieren un valor especial, ya sea como recuerdo o como un talismán para asegurar la buena fortuna, pues los trozos derruidos fueron bendecidos en el ritual. Se trata sólo de uno de los numerosos ceremonias que se celebran en la catedral, a medio camino entre la fe cristiana y el paganismo. Ahora bien, para cumplir con otros dos ritos de la tradición jacobea, es necesario dirigirse a la puerta principal del templo: el Pórtico de la Gloria… (Continúa en AÑO/CERO 241).
Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario