Se encuentra usted aquí

Doctor satán: los crímenes de Marcel Petiot

Martes 25 de Julio, 2017
La prensa lo llamó Doctor Satán y los nazis Loco Peligroso. Este hombre hizo desaparecer a decenas de personas en la París ocupada por los alemanes. Gonzalo de Martorell.

París, cae la noche en la ciudad que ahora pertenece a los nazis. Amparada por la oscuridad, una persona camina nerviosa. Avanza en trayectos cortos, de esquina a esquina y mirando cada vez que se detiene, para asegurarse de no haber sido vista por ojos invisibles que pueden dar al traste con sus anhelos de escapar de la Gestapo, un monstruo que sacia su hambre sacando personas de sus hogares, torturándolas y, por el mero hecho de ser judíos, llevarlas en trenes de ganado hacia campos de exterminio.

Pero este individuo tiene guardado un as bajo la manga. Una persona está dispuesta a ayudarle, a sacarle de aquel peligro y llevarle a un lugar seguro. Su destino, una mansión donde se le ha citado, se alza imponente. Su salvador le está esperando dentro. Se dice que ha tenido suerte de dar con él y de poder permitirse pagar la suma que le pide, 25.000 francos, para poder salir de la ciudad de la Luz y salvar la vida.

Una vez dentro, recogen su maleta y le hacen pasar a una habitación de las muchas que hay en la casa. En ese momento, el desdichado nota un pinchazo en su cuello y cómo su cuerpo se paraliza hasta quedar inmóvil. Aún sin comprender del todo lo que sucede, es arrastrado hacia otra habitación, donde su captor fija sus manos en unas frías argollas de hierro sujetas

a la pared. Aterrada, la víctima observa cómo el que habría de salvarle, tras mirarle por última vez, cierra la puerta de aquella oscura estancia y, casi de inmediato, escucha el aterrador sonido del gas que va llenando poco a poco el habitáculo. Ha escapado de la Gestapo, sí. Pero no de la muerte...

 

Si quieres conocer más y mejor la historia de este médico loco que asesinaba en serie encontrarás el artículo completo en la revista Nº 261 de ENIGMAS del mes de agosto de 2017. 

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario