Se encuentra usted aquí

¿Dónde está la tumba de Jesús? (8): Cardou, sur de Francia

Lunes 11 de Marzo, 2019
Existe en el sur de Francia un lugar que podría ser la verdadera tumba de Jesús. Se mantuvo en secreto por mucho tiempo para que la fe de los cristianos no se desmoronara al conocer la auténtica Verdad.

Hace más de una década, los autores ingleses Richard Andrews y Paul Schellenberger publicaron La tumba de Dios (1996), en el que aseguran que un grupo de iniciados ha mantenido en secreto el lugar exacto de su emplazamiento para que la fe de los cristianos no se desmoronara al saber la auténtica Verdad. Pero ellos dicen que ya ha llegado la hora de revelar que la tumba de Jesús estaría en las laderas del monte Cardou, a cinco kilómetros del mítico pueblo de Rennes-Le-Château, en el sur de Francia.

En esta obra se plantean dos hipótesis. La primera es que Jesús sobreviviera a la crucifixión y fuese ocultado por José de Arimatea de los romanos, siendo José quien le ayudó a huir de Judea para ir al Languedoc, en una época donde se produce un gran asentamiento de judíos.

La segunda es que muriera en la cruz. Sus restos entonces serían robados por sus discípulos para embalsamarle y darle una sepultura lejos de allí, en el sur de Francia. 

Tanto en un caso como en otro, en este secreto estarían implicados los templarios, una vez más, y ese sería –y no otro– el legendario tesoro de Rennes-Le-Château que custodió, entre otros, Berenguer Sauniére.

Puestos a ir más lejos, la primera posibilidad es la que inspiró a Baigent, Leigh y Lincoln una investigación detectivesca en la que plantearon una teoría conspiracionista donde entraba en juego un "enigma sagrado" y un "legado mesiánico" que culminaría con el advenimiento de un Rey francés, descendiente del linaje de Jesús, a través de los merovingios.

Andrews y Schellenberger fundan sus conclusiones en el descubrimiento de unas complicadas estructuras geométricas ocultas en los dos “pergaminos en clave” que supuestamente halló el cura Berenguer Saunière, así como en varios cuadros relacionados con el asunto, como el de Nicolás Poussin, Pastores de Arcadia. Todo ello son pistas que interpretan como un conjunto de “instrucciones” que, trasladadas a un mapa de la comarca de Rennes-le-Château, señalan el emplazamiento de Pech Cardou como el lugar donde se encontrará el gran “secreto”.

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario