Se encuentra usted aquí

Sucesos inexplicables en la I Guerra Mundial

Lunes 22 de Junio, 2009
Entre 1914 y 1918 las potencias de la época se enfrentaron a una escala nunca antes conocida. En medio del horror de los campos de batalla, una serie de fenómenos y hechos inexplicables conmocionaron a los soldados que los vivieron en primera persona…

Libros Recomendados :
LA I GUERRA MUNDIAL EN IMÁGENES
HUELLAS DE OTRA REALIDAD
¡ Visita nuestra Tienda !
Mons es una tranquila ciudad belga situada cerca de la frontera francesa. Sin embargo, al principio de la guerra fue escenario de una cruenta batalla que a punto estuvo de decidir el curso de la misma. Los alemanes violaron la neutralidad de Bélgica invadiendo el país con la intención de rodear las defensas francesas. Mons ocupaba una posición estratégica al tratarse de un importante núcleo de carreteras que llevaban hasta la frontera con Francia. En agosto de 1914 las tropas británicas expedicionarias intentaron frenar el imparable avance del ejército alemán en los alrededores, desencadenándose la batalla entre ambos ejércitos. La caballería de las potencias centrales derrotó a los ingleses obligándolos a retirarse. La ciudad fue liberada por el ejército canadiense, más de cuatro años después. Hasta aquí lo que cuenta la historia oficial. Sin embargo, los rumores sobre lo ocurrido en el desenlace de la batalla de Mons van más allá del simple relato de los combates para convertirse en una historia épica rodeada de un halo de leyenda en la que intervinieron poderes sobrenaturales.
En el mes de septiembre, el escritor Arthur Machen publicó en el Evening News de Londres un extraño relato titulado The Bowmen –Los Arqueros–, refiriéndose a la “banda de ángeles” que salvó a las tropas británicas de ser aniquiladas durante la batalla de Mons. Ante el revuelo provocado por la historia, tratada por el autor como si fuese una noticia real, Machen rectificó confesando que había inventado el relato. Pero pronto aparecieron testimonios de soldados ingleses que coincidían con lo afirmado por éste. Un oficial de Bristol, en una entrevista concedida a la revista de su parroquia, relató en primera persona que cuando varios militares alemanes rodearon a su unidad para aniquilarla, esperando una muerte próxima, apareció un grupo de ángeles que se materializaron colocándose entre ellos y la caballería germana, aterrorizando a sus monturas que se negaban a avanzar, y permitiendo a los ingleses escapar. Posteriormente, otros oficiales británicos refirieron historias similares, entre ellos un teniente coronel que narró que durante la retirada, su batallón fue escoltado durante veinte minutos por jinetes espectrales situados en los campos, a ambos lados del camino.
(Continúa la información en ENIGMAS 163).
José Luis Hernández Garvi
Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario