Se encuentra usted aquí

Neurocientíficos presentan en la ONU pruebas de la «vida después de la muerte»

Martes 11 de Julio, 2017
Analizados cerca de 350 pacientes, un asombroso 18% muestra algún tipo de memoria de cuando estaba en muerte clínica

Dr. Bruce Greyson, Profesor Emérito de Psiquiatría y Ciencias Neurocomportamentales de la Universidad de Virginia considerado uno de los "padres" de las Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM) presentó en las Naciones Unidas casos documentados de individuos que estaban clínicamente muertos (sin mostrar actividad cerebral) y que, sin embargo, fueron capaces de describir cosas que eran imposibles en ese estado. El Dr. Greyson postula no se puede desacreditar algo sólo porque no podamos explicarlo a través de medios materialistas. El simple hecho de que la "conciencia" misma es una "cosa" no-física es difícil de comprender para algunos científicos.

¿Es el cerebro un receptor de la conciencia, o la conciencia es un producto del cerebro? 

Aunque la ciencia todavía no ha demostrado con absoluta certeza que la conciencia existe separadamente de nuestros órganos físicos, hay muchas pruebas (tanto anecdóticas como científicas) que indican que la conciencia es algo completamente separado - que continúa incluso después de haber muerto, que Es y puede ser una "cosa" separada del cerebro. Parece que hay mucha consistencia cuando se trata de estudios que han examinado este tema. Nuevos hallazgos dentro de este campo están cambiando rápidamente cómo percibimos y nos relacionamos con el mundo físico.

En 2001, la revista médica internacional,  The Lancet,  publicó un estudio de 13 años sobre Experiencias Cercanas a la Muerte.

En opinión del Dr. Gary Schwartz, profesor de psicología, medicina, neurología, psiquiatría y cirugía en la Universidad de Arizona, “Nuestros resultados muestran que los factores médicos no pueden explicar la aparición de ECM. 

Todos los pacientes analizados –añade- tenían paro cardiaco y estaban clínicamente muertos, inconscientes como resultado del suministro insuficiente de sangre al cerebro. En esas circunstancias, el EEG (una medida de la actividad eléctrica del cerebro) se vuelve plano, y si la reanimación (RCP) no se inicia en 5-10 minutos, se hace daño irreparable al cerebro y el paciente va a morir "

Un total de 344 pacientes fueron monitoreados por el equipo de investigadores, y un asombroso 18 por ciento de ellos tenían algún tipo de memoria de cuando estaban muertos, o inconsciente (sin actividad cerebral), y 12 por ciento (1 de cada 8) había Una experiencia muy fuerte y "profunda". Tenga en cuenta que estas experiencias se han producido cuando no hay actividad eléctrica en el cerebro después de un paro cardiaco.

El estudio procede de la Universidad de Southampton, donde los científicos encontraron pruebas de que la conciencia puede continuar por lo menos varios minutos después de la muerte. En el mundo científico esto se pensaba que era imposible. El estudio de experiencias de muerte cercana más grande del mundo fue publicado en la revista Resuscitation

"En 2008, se inició un estudio a gran escala en el que participaron 2060 pacientes de 15 hospitales del Reino Unido, Estados Unidos y Austria. El estudio AWARE (AWAreness during REsuscitation), patrocinado por la Universidad de Southampton en el Reino Unido, examinó la amplia gama de experiencias mentales en relación con la muerte. Los investigadores también probaron la validez de experiencias conscientes usando marcadores objetivos por primera vez en un estudio grande para determinar si los relatos de conciencia, compatibles con las experiencias fuera del cuerpo (EFC),  corresponden con eventos reales o alucinatorios."

Este tipo de fenómeno no sólo se ha registrado mirando ECM, sino también con estudios en el ámbito de la parapsicología. Un estudio en particular que se relacionó más con este tema, que abarca más de dos décadas, fue realizado por investigadores de la Universidad de Stanford en conjunto con el Departamento de Defensa de los Estados Unidos en un "programa de visualización remota" según puso de manifiesto material desclasificado recientemente por el FBI.

Añadir nuevo comentario