Se encuentra usted aquí

¿Qué es el Tarot?

Viernes 04 de Agosto, 2017

ElTarot es una extraordinaria herramienta personal donde cada Arcano ha sido diseñado y creado para despertar la intuición y la sabiduría de nuestro Ser más profundo. ¿Qué es entonces un tarotista? Un buen tarotista sería ese chamán, el amigo y maestro que durante un breve periodo de tiempo guía y acompaña al consultante, y le ayuda a activar esa conexión entre el mundo de lo trascendente y la realidad física del mundo del día a día que nos gobierna. ¿Se pueden conocer detalles del presente y hasta del futuro con el Tarot? Se puede y se debe. Ese es el objeto principal de una sesión de cartas: rastrear los conocimientos del pasado, ver cómo se han vehiculizado en el aquí y ahora del momento presente y, en consecuencia, evaluar cómo toda esa información nos ayuda a intentar crear una línea de tiempo futuro que sea positiva para el consultante.

Los lectores lo han leído bien: la información del Tarot nos da la oportunidad de manipular y cambiar una previsión de futuro que no nos conviene en absoluto y transformarla en otra donde nuestros deseos tengan un escenario óptimo para que se puedan hacer realidad. La información es poder, y eso que llamamos «poder» no es más que la capacidad de dirigir con nuestra voluntad y comportamiento cualquier detalle que tenga que ver con nuestra propia vida. La libertad de ser nosotros mismos en cuerpo y alma. Cuando el consultante acude a la sesión de Tarot tiene importantes preguntas que requerirán certeras repuestas.

Cada carta que se muestra en una sesión es un arquetipo que extrae la verdad sobre nuestros activos emocionales y espirituales  más ocultos en el inconsciente. El Mago representa nuestra sabiduría adquirida a través de las experiencias de la vida o la ausencia de ella, si no hemos sabido entender el fruto de lo vivido. La Estrella, nuestra posibilidad de crear buena o mala fortuna según sean nuestros actos. La Muerte, la maravillosa capacidad de renacer de nuestros errores y transformarnos con el uso pleno de nuestra consciencia y voluntad. El Ermitaño, el aviso de que reflexionar sobre un asunto antes de actuar sobre él es una gran idea. El Diablo, la advertencia de que un comportamiento imperfecto recoge resultados duramente correctivos para quien no rectifica sus errores. La Luna es el gran poder de unas emociones dirigidas para darnos la felicidad en la vida o para quitárnosla si no las cabalgamos y tomamos las riendas. Y así seguiríamos poniendo ejemplos con cada Arcano.

El Tarot es el Libro de la Verdad. El espejo en que cada acción tiene su correspondiente respuesta. Y nos invita a aprovechar esa información para nuestro crecimiento y desarrollo personal. Los Ángeles y Demonios del conocimiento vivido en nuestra biografía personal, fluyen a la superficie en una tirada. Miedos, deseos, sensaciones, ilusiones y esperanzas que gobiernan y mueven los hilos de nuestro presente y, al mismo tiempo, con ellos se nos manifiestan nuevas posibilidades de manejar nuestro futuro. Si la carta de la Emperatriz invertida me avisa de que hay un riesgo de traición al acecho en mi ambiente laboral, puedo prepararme para activar respuestas adecuadas que me hagan fuerte emocionalmente para trascender a las personas tóxicas que puedan generarlo. Si el Arcano de la Torre me dice que una línea de acción me está llevando a un problema, con sentido común y mucha sabiduría puedo anticiparme con un cambio de actitud y variar la línea del destino, y en lugar de seguir el camino de la derrota, seguir el del triunfo. Si pregunto por el resultado de ese cambio de acción, se me augura: ¡aparece el Arcano del Sol! En definitiva, amigos, quien conoce su pasado, puede elegir no repetirlo. Quien conozca las circunstancias de su presente, podrá construir un futuro feliz. Y nos lo merecemos ¿verdad?  

Profesora Rossana
Av Gran Vía de las Cortes Catalanas, 515. Barcelona 08015
Tel +34  93 424 44 11
www.puntmagicbarcelona.com

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario