Se encuentra usted aquí

Oumuamua ¿Hemos dejado pasar a un 'mensajero' extraterrestre?

Lunes 26 de Noviembre, 2018
Observatorios de todo el mundo han cooperado para aportar datos acerca de un extraño objeto interestelar que entró en nuestro sistema solar presumiendo de un tamaño y aspecto físico propios de una nave alienígena. Hoy en día científicos de Harvard sugieren que el extraño objeto Oumuamua es el ovni que nadie puede explicar.
Josep Guijarro

En octubre de 2017 los astrónomos del proyecto Pan-STARRS 1 en la Universidad de Hawái detectaron Oumuamua que en hawaiano significa  «Mensajero venido desde lejos que llega el primero». Se trata de un misterioso objeto interestelar que desafía a los científicos por varias razones que enumeramos en el vídeo que encabeza este post.

Oumuamua llamó la atención del filántropo y multimillonario ruso Yuri Milner que financia el programa Breakthrough Listen e impulsó hasta su muerte el prestigioso astrofísico Stephen Hawking porque sospechaban que el «gigantesco objeto» presenta indicios de tecnología extraterrestre.

Según aseguró el activista exopolítico Stephen Basset, durante el II COngreso Mundial de Ufología celebrado en Barcelona, en torno a la vida extraterrestre hay hoy en día tres grupos de presión, a saber: la Fundación Rockefeller, To the Stars Academy of Arts and Science impulsado por el millonario Robert Bigelow que está detrás de la desclasificación de documentos del Pentágono  y  programa Breakthrough Listen de Milner. Las dos últimas, según Basset van a deparar sorpresas este próximo 2019.

Por el momento, parece que el programa Breakthrough Listen centró su interés en este objeto que viaja rumbo a la estrella Vega a una velocidad de 315.000 kilómetros por hora y no está unido gravitacionalmente al Sol

Cualquier cometa o asteroide muestra su cabellera tras de sí al acercarse al Sol y Oumuamua carece de ella.

Ahora, un nuevo trabajo de investigadores del Centro Smithsoniano de Astrofísica en Harvard abre la posibilidad de que el objeto alargado de color rojo oscuro sean los restos de una estructura artificial abandonada por alguna civilización inteligente.  En su informe dicen textualmente: “sonda totalmente operativa enviada a las inmediaciones de la Tierra por una civilización extraterrestre.”

Oumuamua posee una estructura muy inusual para ser un asteroide: en forma de cigarro puro, aunque de 400 metros de largo por 40 de ancho, que sugiere una arquitectura aerodinámica que minimizaría la fricción con el gas y el polvo interestelar.

El entusiasmo ha calado entre los aficionados a los ovnis. Hasta el jefe del proyecto UFO del Ministerio de Defensa británico, Nick Pope, llegó a manifestar que «si bien no hay nada concluyente, existe la posibilidad de que nuestros escaneos puedan despertar la inteligencia extraterrestre que hay en su interior

El proyecto Breakthrough Listen rastreó el objeto durante diez horas mediante cuatro bandas de radio, usando el Telescopio Green Bank, cosa que realizaron en diciembre de 2017 y parece que la estructura podría ser hueca, con 5mm de metal exterior. ¿Una nave extraterrestre?

Lo sea o no, hemos perdido la ocasión de acercarnos pues, si bien, en diciembre de 2017 Oumuamua estaba “tan sólo” a 24 millones de kilómetros de la Tierra, ahora está en Júpiter y se estima que en 2019 alcance la órbita de Saturno.

Es importante, también, tomar perspectiva de las noticias pues, cuando el objeto fue detectado, Hawkins hablaba de lo peligroso que sería dar la ubicación de la Tierra a nuestros vecinos cósmicos y el director del proyecto SETI comentaba que quizás deberíamos hacernos a la idea que los “extraterrestres fueran máquinas” en lugar de seres biológicos. ¿Es que sabían algo más?

Añadir nuevo comentario