Se encuentra usted aquí

Resuelven quién mandaba mensajes desde la estrella Ross 128

Viernes 04 de Agosto, 2017
Fin del misterio. El SETI se ha pronunciado acerca de las extrañas señales captadas por un grupo de astrónomos que exploraba la estrella Ross 128 a once años luz de la Tierra.

A mediados de mayo un equipo de científicos que trabaja en el radiotelescopio de Arecibo recibió unas extrañas señales mientras exploraba una estrella enana roja denominada Ross 128. Buscaban información sobre el tipo y la intensidad de la radiación alrededor de esas estrellas para obtener pistas sobre la presencia de objetos a su alrededor, como asteroides o planetas pero lo que «escucharon» fue totalmente desconcertante: ¿Una emisión extraterrestre?

Las señales consistían en pulsos periódicos (no polarizados) de banda ancha con características de dispersión muy fuertes. En un comunicado, el equipo dirigido por el astrobiólogo Abel Méndez  declaró: "Creemos que las señales no son interferencias locales de radiofrecuencia (RFI) ya que son únicas para y las observaciones de otras estrellas inmediatamente antes y después no muestran nada similar”.

Por primera vez, después de la polémica señal WOW! parecía que podíamos estar frente a una comunicación de una civilización extraterrestre.

Pues bien. Se equivocaron. Tras pedir ayuda al Instituto SETI quienes colaboraron en la solución al enigma mediante el Allen Telescope Array y el Green Bank Telescope y las nuevas observaciones del mismo equipo de investigadores inclinan la balanza por un satélite (humano) situado en una órbita muy alta. Descartan así que la emisión detectada procediera de la Ross 128. Curioso porque como advertimos en un anterior post, esta hipótesis fue descartada inicialmente dado que estos satélites se mueven rápidamente fuera del campo de visión  y « para ser rigurosos no se ha visto nunca a un satélite emitir ‘llamaradas’como esta» -Afirmó entonces el propio Abel Méndez.

«Mucha gente se interesó por nuestras señales como posibles pruebas de la transmisión de una civilización extraterrestre» escribió Abel Méndez. y director del Laboratorio de Habitabilidad Planetaria de la Universidad de Puerto Rico en Arecibo.

Para los especialistas, sin embargo, es un misterio porqué no fueron capaces de averiguar desde el principio si las ráfagas de radio se debían a una actividad estelar poco común, a las emisiones de otros objetos del fondo o, como ha sido el caso, a la interferencia de las comunicaciones por satélite.

El propio Méndez aseguro ahora que "tras un detallado análisis de las observaciones [...] desde el Observatorio de Arecibo - junto a las del Instituto SETI, ahora estamos seguros de cuál es la fuente de la extraña señal. La mejor explicación es que se trata de transmisiones de uno o varios satélites geoestacionarios".

"Esto explica -prosigue el investigador- por qué las señales estaban dentro de las frecuencias usadas por los satélites y sólo aparecían alrededor de Ross 128: esta estrella está cerca del ecuador celeste, donde hay muchos satélites geoestacionarios".

En su escrito, Méndez da a conocer los resultados de una encuesta sobre el tema que llevaron a cabo en la web del Laboratorio de Habitabilidad Planetaria tras la avalancha de llamadas, mails y entrevistas que suscitó la noticia. Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid, los investigadores pidieron al público que opinara sobre la fuente más probable para las señalas. Para participar en la encuesta era preciso aclarar si eran o no científicos versados en la materia. Me pregunto si la encuesta ya estaba prevista o se creó la expectativa de una comunicación extraterrestre para dirigir el tráfico a la web. En cualquier caso parece que cerca de 800 personas participaron en el sondeo. De ellos, más de 60, eran astrónomos, y el consenso fue que la explicación más probable eran las interferencias o los fallos instrumentales. Sin embargo, cerca de 200 de los participantes se decantó por la hipótesis extraterrestre.

"Los resultados -afirma el astrobiólogo- reflejan las altas expectativas que el público mantiene de ponerse en contacto con extraterrestres".

Otros artículos de:

Añadir nuevo comentario